lunes, 18 de abril de 2016

Tinte gris: Mi experiencia con muchas fotos

 

Mi nota es ''puta mierda'' (toma spoiler)

Así. Tajante. Un desastre de color. El peor que he intentado llevar (se me nota resentida ¿verdad? jajaja) Es un culo-veo-culo-quiero que después te haces tú con toda la ilusión de la vida y resulta que es el puñetero santo grial de los colores; no hay uno igual que otro y es más cambiante que el humor de una embarazada. Y lo que es conseguirlo y mantenerlo en casa ¡es que ya es imposible!

La primera experiencia ya fue cuestionable (si no la has visto pásate por esta entrada), pero pensaba que habría sido culpa mía por ser una impaciente y no haber empezado con una buena base. Así que decidí volver a probar pero esta vez lo haría como toca, ¡por el bien del blog! Para poder explicarlo paso a paso y opinar con más contundencia.



Fase 1: Renovación de pelos

Lo primero fue un corte para sanear el cabello. Como me lo había decolorado tantas veces para quitar el turquesa estaba muy pajizo. Y para tener cuatro pelos muertos prefiero no tener nada, así que ¡corte al canto!





Fase 2: Decoloración

La única complicación era que tenía restos de tinte permanente negro desde hacía unos cinco meses, aunque prácticamente ya no quedaba nada. Además, la raíz natural de unos cuatro o cinco centímetros y las puntas con restos de turquesa. Con semejante cacao de colores y porosidades diferentes en el pelo decidí que lo más sensato era ir a la peluquería. 


Después de la primera decoloración éste era el resultado. Aquí se pueden diferenciar perfectamente los tres tonos diferentes (raíz natural, tinte permanente y tinte turquesa):




Como el color no era uniforme porque casi no había aclarado en la parte del tinte negro, me decoloraron unas tres veces con un producto que no estropea la fibra capilar durante el proceso, lo que te permite hacer varias decoloraciones el mismo día.
Quizás conozcas el producto por Olaplex, Ecoplex, etc. Cada marca tiene su nombre. A mí en concreto me pusieron Juntiox y la verdad es que la diferencia con una deco normal es abismal.
Así salí el primer día después de tres decos y matizador para quitar el amarillo pollito:



Tres semanas después volví para retocar algunas manchas, raíces y para aclarar aún más el rubio:




Yo. Tres semanas de rubia por el mundo. Hacía siglos que no me veía con un tono tan normal, pero estaba emperrada en hacerlo bien y tener la base perfecta para acoger a mi querido gris... y al final tampoco me costó tanto acostumbrarme al rubio.
De todas maneras, aún me quedaron algunas manchas naranjas escondiditas.




Fase 3: Aplicación del gris parte 1

¡Y el día llegó! Después de casi dos meses de preparación, por fin le iba a dar una segunda oportunidad. 
Volví a investigar sobre el tinte que había comprado, por si había algo nuevo en Youtube y vi este vídeo (en inglés) que quizás te ayudará a decidirte por cuál tienes que comprar, ya que compara diferentes marcas en un mismo plano, con la misma luz y sobre el mismo tono de extensiones. Así no hay ninguna duda de si el color cambia con la luz (ya hablaremos de esto más adelante, porque telita con el tema de la luz) o si no sabes apreciar si una marca es más clara que otra.



Maldita suerte la mía porque ya tenía el gris de Adore y resulta que en el vídeo advierten que es muy azul. Así que para corregir eso, lo que hice fue diluirlo con un poco de acondicionador y así rebajar el pigmento.


Como ves en la foto, el más oscuro es sacado directamente del bote y el de abajo es  ya diluído más o menos 3/1:

Me lo apliqué sobre el cabello limpio y húmedo (como dice en las instrucciones) y así como lo iba aplicando ya notaba que algo fallaba. Las partes donde tenía un rubio más platino me estaban cogiendo el tono azul muchísimo más rápido que las demás zonas. Esta foto es a los 5 min de llevarlo puesto:


 Lo dejé actuar durante 15 min. La zona de las patillas y las puntas eran muy azules, mientras que la raíz o algunas zonas más naranjas habían cogido un tono más verdoso. Así quedó una vez lavado y seco:



Lo mejor es que, al hacerme las fotos para ir pasándole el parte a mi novio que estaba en el salón, ¡el color se veía bien! El efecto de la luz ya me empezó a rayar bastante.... En algunas se veía plateado (como en ésta de abajo) y en muy pocas se veía como realmente era (con las manchas que se ven en la foto de arriba con el pelo mojado, pero un poquito más claras):

 

 

Fase 4: Aplicación del gris parte 2

Estaba buscando un gris más saturado así que inmediatamente después de hacerme las fotos me volví a poner otra vez el tinte, pero esta vez sin diluir.
Sabía que corría el riesgo de que las patillas y demás zonas claras quedaran aún más azules, pero me daba una pereza tremenda seccionar el cabello para ir haciendo remiendos en las manchas... Visto desde una perspectiva profesional, habría sido mejor poner sólo el tinte puro en las partes más oscuras.
Aquí puedes ver que efectivamente la raíz casi no teñía, mientras que algunas zonas eran azules y los medios (ahora sí) ¡eran grises!



Una vez seco, el gris había mejorado considerablemente, peeeero... tenía bastante azul aunque la cámara de mi móvil se emperrara en demostrarme lo contrario. ¿Ves? Se ve muy uniforme:



La cosa estaba en que dependiendo de donde estuviera, la luz lo cambiaba todo. Aquí estoy en la cama, con las sábanas blancas de fondo se puede distinguir que es un gris con pequeños reflejos azulados/violetas:

 

A la mañana siguiente me hice un par de fotos y me volí loca jugando con el balance de blancos para que se viera exactamente como se veía en persona. Hete aquí la foto en cuestión:


Era rarísimo que no me cogiera prácticamente nada ni la raíz ni en la parte de atrás. Aunque sospecho que éste popurrí de colorines es debido a la porosidad del cabello:
- Donde era más poroso (más blanco y decolorado quizá en exceso) cogió mucho más el azul.
- Donde la porosidad era baja (como en las raíces con sólo una decoloración y las manchas naranjas que no conseguimos quitar) casi no se notaba nada a parte de un ligero tono verdoso.
- Y, lógicamente, donde la porosidad era óptima, el gris quedó perfecto. 

Te dejo algunas fotos más con diferente luz para que puedas ver que en realidad era azul (puede que no tan exagerado, pero definitivamente se veía):




¿No querías gris? ¡Pues ale! jajaja Lo mejor de todo es que me encantaba ver las fotos donde quedaba un gris perfecto como éstas del mismo día:


 

 

Fase 5: Perfeccionando el tono

Algo tenía que hacer, así que por la noche decidí lavar el pelo con un champú fuerte tipo anticaspa (vaaale, os seré ultrasincera, me lo lavé con fregaplatos jajaja, es que soy de pueblo) para quitar al máximo el azul. Me lavé tres veces y después apliqué una mascarilla super hidratante. Aquí las fotos por la noche:


Ains...qué bonito se ve aquí... :(

 


Y éstas son de por la mañana:





Bueno, perfecto no estaba, pero era taaaaan guay ver el color a través de la cámara del móvil :___)






Fase 6: Conclusiones y consejos

Mi conclusión es que el color no vale la pena. Es verdad que posiblemente no elegí el mejor tinte, o que quizás mi base aún no estaba del todo preparada por esas manchas, pero... seamos sinceros. ¿Quién tiene una base perfectamente uniforme y en el tono de rubio perfecto para que le quede gris y no cualquier otro color?
- Ve a la peluquería, si son buenos coloristas, podrán saber el matizador con el tono exacto dependiendo el color que te haya quedado con la decoloración. Si es más amarillo o más naranja tendrán que poner diferentes.
- Prepárate para una mini crisis de identidad mientras intentas conseguir la base porque lleva mucho trabajo y mucha paciencia.
- Olvídate de tener un gris perfecto. El pelo se ensucia y hay que lavarlo, el rubio acaba saliendo por partes y no dejas de mirar esas zonas que no son perfectas.
- Ahora, cuando miro fotos de chicas con el pelo gris, me autoconvenzo de que es su cámara que lo hace parecer perfecto. Porque eso pasa.

Yo no lo volveré a intentar. Me rindo... De todas maneras, sigo viendo las fotos donde el gris se ve bien y me encantan jaja Soy un caso perdido.


En fin... mi noviazgo con el gris duró literalmente dos días. Me teñí el pelo un jueves por la noche y el domingo por la mañana ya me cansé de ver manchas verdosas y azules y acabé decolorandome durante cinco minutos con una deco muy flojita (20 vol). Es que el mismo domingo me teñí de rosa pastel y ahora soy una princesota. Pero eso os lo contaré en el próximo post ;)




¡Gracias por leer!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

16 comentarios:

  1. Me uno a tu dolor. Después de muchos tintes y maltrato decidí dejar mi cabello natural, luego de dos años y conseguir un buen largo me aburrí. Y lo q se me ocurrió fue un maravilloso tono gris.
    Como todos lo recomiendan fui a la estética y en efecto salí fascinada con mi hermoso tono q no me duró ni para la primera lavada. Fui a reclamarle a la peluquera y me aplico nuevamente un tinte q sospecho q era más rubio q qris y q no me encanto como el primero, y así me quede.
    Hará tengo un tono q odio con todo mi ser q lo es ni rubio y mucho menos gris y más bien es verdoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lloremos juntas pues... jaja. ¡Mil gracias por comentar tu experiencia!

      Eliminar
  2. Jajaja realmente te entiendo yo gracias a dios he tenido buenas experiencias con el gris(siempre me gris/plata); pero si me ha costado bastante y sobre todo el proceso de escoger los colores y la marca; lo malo es que en el camino he perdido bastante hidratación; aunque el cambio me mantiene realmente feliz:D

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja me hiciste la mañana! Justo ahora estoy atravesando la crisis de la decoloración porque estoy empeñada en tener un gris, ya llevo más de un mes con el tema de la decoloración y lo que he conseguido es un carnaval de tonos rubios y una escoba de paja por cabellera, apartando que soy impaciente y he probado varios colores en mechones de la parte de atrás... Aún no he colocado el anhelado tinte gris en mi cabeza y ya estoy que me rindo y me aplico otro color como turquesa o púrpura

    ResponderEliminar
  4. Dios mio me siento tan identificada Estoy a punto de rendirme contigo jaja... Es doloroso y estresante... Sin decir lo difícil que es dejar de pensar en el tema :')

    ResponderEliminar
  5. Leyendo esto debería no intentar conseguir el gris ,pero yo también soy un caso perdido ajjaja es que me encanta ��,Aver si lo consigo deseadme suerte ❤️

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. ayy graciass...!! mi pelo natural es castaño oscuro, ahora muy, muy canoso.. hace 2 años trato de llevar las canas con dignidad, dejándolas crecer y rebelándome contra la esclavitud de la pelu.. pero me estoy dando cuenta que lo que veo yo en el espejo y según la luz, dista mucho de lo que ven mis amigas que insisten en que me tiña!! o lo que queda registrado en las fotos... :S empecé a investigar para teñirme.. de gris! y así "acabar" con el problema, pero leyendo tu blog, veo que las fotos de bellas canosas de la red son utopías... y photoshop! pensé que sería más sencillo... creo que ya casi tomé la decisión de "volver al sistema" y a la peluquería... y dejaré las canas para cuando las complemente con arruguitas..!!! gracias por compartir tu experiencia!

    ResponderEliminar
  8. Hola! Yo hace una semana lo corte igual a vos para así conseguir el anhelado gris. Llamé a una profesional y vino a mi casa a hacerlo, me barrio 3 veces con agua oxigenada y coloco el gris. Para que, un desastre!!! Me dejó zonas amarillas, otras grises, otras violetas y mechones naranjas!! Encima el pelo hecho chicle! Cuando me lo lave otra vez intente matizarlo con un shampoo que había comprado antes pero se que que tenía mucho azul y se me sumaron mechas azulada.
    Yo estoy acostumbrada a llevar colores fantasías pero eso era mucho! Así que recién me barrio y me puse una tintura gris platino que conseguí, me quedo a amarillito manteca. Ahora veré qué hacer...
    Mil gracias por escribir tu experiencia!!

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja no llevo ni una semana con el gris cuando ya me estoy rindiendo!Y es que el maldito rubio sale y lo odio! Quién dijo que iba a ser fácil verdad?

    ResponderEliminar
  10. Muy interesante...yo estaba pensando en hacerlo pero no quiero decolorarme.Tengo un castaño claro pero con muchas canas.Hay una marca idela ed tintes grises que se llaman Metallic glory pero solo los venden en Grann retaña... una pena.He visto aqui un tinte de hombre de la marca Kerzo gris acero.Servirá para nosotras?

    ResponderEliminar
  11. He visto un tinte de henna,sin amoniaco pero con agua oxigenada,de color gris berenjena.Alguna opiniòn?En mi adolescencia me teñí de caoba con henna y era engorroso,un barro que hay que dejarse por tres horas en el pelo,pero recuerdo que el pelo se quedaba precioso,fuerte y sano.Este tinte que digo ahora,tiene henna pero es màs similar a los tintes comerciales,se pone por 30 o 40 minutos y como digo lleva agua oxigenada.Alguien lo ha probado?Me atrae el color, gris claro berenjena pone concretamente,pero no sè còmo puede quedar.

    ResponderEliminar
  12. Jajajajaja, tu historia me recuerda a cuando me empeñé en darme reflejos violetas y acabé con el pelo verde sirénido...muy frustrante.

    ResponderEliminar
  13. maldito gris he pasado lo mío.. .y he terminada poniéndome rubio medio marrón ceniza....me han desaparecido hasta mis rusos una verdadera odisea..no lo recomiendo a nadieee

    ResponderEliminar
  14. creo que te veias super glamorosa con el plata con el gris con elgris azulado y con el rubio clarisimo definitivamente chic y glamm con el plata bella!

    ResponderEliminar